Planes de igualdad para empresas

En Lexperta Abogados somos especialistas en la elaboración de Planes de Igualdad en todo tipo de sectores y tamaños de empresa. Nos implicamos en todo el proceso desde el diagnóstico de situación de la empresa, la negociación colectiva así como de la implementación y seguimiento y evaluación del Plan de Igualdad, todo ello con el mayor rigor y profesionalidad, teniendo en cuenta las particularidades que cada organización empresarial presenta en su ADN.

Los planes de igualdad son un instrumento estratégico que permite a las empresas integrar la igualdad de oportunidades en la gestión de RRHH y avanzar hacia una cultura organizativa más justa y más competitiva. De esta manera, la introducción de la igualdad de oportunidades en la política de recursos humanos aporta muchos beneficios a las empresas que implementan Planes de igualdad.

Apostar por la igualdad puede ayudar a la empresa a adquirir una ventaja competitiva importante en relación con su clientela, con proveedores y con el público en general. Permitirá a la empresa sacar el máximo partido de las potencialidades del conjunto del personal y aprovechar las capacidades de toda la plantilla. La implantación de políticas de igualdad facilitará un entorno laboral más saludable y una mayor implicación en el trabajo, lo cual redundará a su vez, en una mayor productividad.

Cuando una empresa sitúa el valor de las personas en el centro de la organización, propicia una mayor implicación y compromiso, también un mayor aprovechamiento de sus potencialidades y competencias.

  • Mayores beneficios empresariales y menor riesgo financiero: algunos estudios apuntan que las empresas con altos niveles de paridad y donde las mujeres ocupan cargos de responsabilidad y liderazgo incrementan su rentabilidad significativamente.
  • Mayor capacidad de atracción, contratación y fidelización de personal cualificado: Las mujeres suponen el 55% de alumnado graduado en educación superior. Por lo tanto, aquellas empresas que incorporen políticas de igualdad tendrán más capacidad para atraer a las mujeres, actualmente más formadas.
  • Mejora de la imagen de la empresa en el mercado y la sociedad: la percepción interna positiva y la implicación del personal es imprescindible para reforzar el posicionamiento y la imagen de la empresa hacia el exterior.

Es por ello que implementar medidas de igualdad de oportunidades debe estar en la agenda de cualquier empresa, no únicamente para cumplir con la legalidad vigente, sino como concepto de estrategia empresarial lo cual le reportará muchos beneficios y la mostrará al exterior como una empresa a la vanguardia del progreso social.