La Ley de Igualdad obliga a prevenir el acoso sexual

El pasado 8 de noviembre de 2019, Caixa Forum organizó unas interesantes Jornadas sobre abuso sexual en el trabajo, organizada por el Departament d’ Igualtat de la Generalitat de Catalunya, en las que se pusieron de manifiesto datos tan preocupantes como que más de 20.300 mujeres sufren cada año acoso sexual en el trabajo en Cataluña, según los datos de la Encuesta de Violencia Machista que presentó el Conseller de Trabajo, Chakir el Homrani. Esto supone el 11.9% del total de los casos de violencia que se registran contra la mujer y sólo el 8% lo denuncian.

El Homrani apuntó que el acoso sexual y por razón de sexo en el trabajo forma parte de la violencia machista. En este sentido afirmó que “la discriminación genera desigualdad, y la desigualdad genera más discriminación”. Según el Conseller, los hombres acosadores no pertenecen a una etnia concreta, ni a una clase social, ni a una edad, lo que tienen es una masculinidad malentendida. De igual manera, el perfil de las mujeres que lo sufren es muy diverso, y puede pasar en cualquier ámbito y en cualquier nivel de responsabilidad”. Existen sectores donde la violencia machista y el acoso están muy invisibilizados, como las empleadas del hogar y de cuidados, con muchas mujeres migrantes y en situación de irregularidad administrativa, lo que les comporta más vulnerabilidad.

La psicóloga experta en victimología y abordaje de la violencia machista Alba Alfageme, ponente en la jornada, aseguró que el entorno laboral puede ser un aliado del agresor o bien de la víctima. Explica que la gente cree que un caso de acoso es un problema para su empresa y tiende a esconderlo, pero así se ayuda al agresor. Se ha de hacer público, si se quiere un espacio libre de acoso, se ha de hacer público y mostrar el compromiso de la empresa con esta lucha. En Estados Unidos es un orgullo despedir al agresor, mientras aquí las empresas no lo hacen público porque piensan que un caso de acoso les desprestigia.

La Ley de Igualdad obliga a todas las empresas a prevenir el acoso sexual y actuar ante casos que se puedan producir. Esta obligación se extiende a todas las empresas, independientemente de su dimensión y sector de actividad. Por ley, todas las empresas están obligadas a disponer de un protocolo de acoso sexual y por razón de sexo en el ámbito laboral. El protocolo de actuación y prevención acordado entre la dirección de la empresa y la representación legal de los trabajadores constituye el instrumento clave para abordar y tratar el problema y para crear entornos con exentos de violencia de género.

Itziar Ruedas, responsable de Igualdad de PIMEC apunta que “Esperamos que estas medidas sean un impulso a la Igualdad. Estadísticamente aun no podemos medir sus efectos, pero a nivel psicológico sí que detectamos que las empresas ya están haciendo un esfuerzo más grande”.

Entre enero y septiembre de este año 2019, la Inspección de Trabajo hizo unas 391 actuaciones en materia de igualdad, un 60% más que el año pasado. Entre ellas, hubo un total de 42 infracciones y de más de 100 requerimientos.

Planes de igualdad para empresas

lexperta

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.